Publicado: 10 de Mayo de 2015

Para evitar los accidentes, así como la gravedad de las lesiones que estos pueden ocasionar en los niños y niñas que hacen los traslados diarios con autobuses escolares en Valencia, existen unas normas específicas que como padre o centro de educación debe exigir a la empresa de transporte de personas por carretera que le facilite este servicio.

Las condiciones de seguridad que cumplimos en nuestra empresa y que deben cumplir todos los autobuses escolares o de menores son:

1.  Que los vehículos que se utilicen para proporcionar este servicio no superen los 16 años de antigüedad.

2.  Deben llevar una señalización que especifique su actividad de transporte escolar tanto en la parte posterior del vehículo como en la anterior, perfectamente visible.

3.  También tienen que disponer de plazas para pasajeros con discapacidad.

4.  El suelo de los autobuses escolares en Valencia debe ser antideslizante, e indicar con colores vivos los bordes de las escaleras.

5.  Para facilitar el acceso, las puertas deben tener barras que sirvan de apoyo a los usuarios.

6.  Los trayectos no deben superar una hora de duración.

7.  Todos los asientos deben contar con un sistema de retención o cinturón de seguridad para reducir y evitar las lesiones mortales.

8.  Todos los asientos situados frente a los huecos de las escaleras tienen que contar con un elemento fijo de protección y si son ocupados por niños de entre 5 y 11 años, los cinturones de seguridad deben tener tres puntos de anclaje y contarán con cojines elevadores.

9.  Otra obligación es la de llevar la documentación relativa a la superación de la inspección técnica correspondiente, el seguro obligatorio, el seguro de responsabilidad civil, así como la autorización de transporte escolar.

Los autobuses que en Francisco Jesús López Bus utilizamos para este servicio, cumplen sobradamente con todos los requerimientos.